jueves, 13 de agosto de 2009

Salir de viaje

La foto fue tomada por mí.

Nunca se conoce más a una persona que cuando se vive con ella, dicen, pero yo creo que nunca se le conoce más que cuando viajan por carretera juntos.

Obvio, todo mundo sabe lo básico indispensable para estas situaciones. No paran en la TV (aunque algunos comerciales son confusos) de decir sobre de los cinturones, el límite de velocidad y el no manejar cansado, revisar el motor y hacer un chequeo general del estado del carro.

Si bien eso es importante, para la seguridad vial también faltan otros puntos por ejemplo: Llevar servitoallas en vez de papel del baño ¿por qué? por que se ahorra mucho más, dura más y se puede usar para limpiar cualquier cosa sin deshacerse, desde que se cae un refresco, o el parabrisas hasta ... bueno, no necesito explicarles, pero estan de acuerdo que no en todos lados hay jabón.

He viajado de punta a punta de la república por carretera desde que era pequeña (y es probable que lo vuelva a hacer), así que me siento con la confianza suficiente como para dar los siguientes consejos.

Lo he visto, lo he vivido con amigos, gracias a Dios en distancias cortas, pero que más dá, el enfado es el mismo. La llanta se poncha. Por equis o ye, lo hace, incluso estando nuevecita, y el imbécil del individuo no trae la llanta de refacción ¿por qué? pues por que no cabían las cosas, aparte de que le acababa de comprar llantas, como si de nuevas fueran impenetrables (más resistentes si, pero no impenetrables). Como si no las hubiera con defectos, las llantas y las carreteras.

En un viaje en carro, a menos que no sea mudanza, se permiten mas cosas para llevar, pero tampoco hay que exagerar. Si con la llanta ya no caben, pues habrá que reempacar.

Llevar lo indispensable en una pequeña maleta o bolsa al alcance de la mano, pero nunca junto a uno, se le reduce el espacio y es una locura.

El alcohol en gel, es una excelente adquisición. No, no se toma, para esos efectos son las "pachitas" o versiones de bolsillo de sus licores favoritos, solo que en carretera no es nada recomendable, ni como piloto, copiloto o polizón. Hay que estar a las vivas y ser buenos compañeros de viaje amigables.

Ir con ropa cómoda, ya sea por aire o por tierra. No se es ningun supermodelo y ni le esta esperando en su destino cámaras de Vogue. Los viajes son cansados como para que uno todavía tenga la mala maña de ser masoquista y traer estiletos, una fina blusa y pantalones ajustados, todo adornado con un peinado de salón (que al rato valdrá para pura madre) y maquillaje profundo, para cubrirlo de babas.

Es tanto el snobismo que una vez vi a una chica con collarín con unos botines con tacón de aguja. Muy inteligente de su parte. No había pastilla que le calmara el rictus de dolor en su cara.

"Nunca perder el estilo" voy de acuerdo, pero hay límites.

No comprar cosas de comer por adelantado para el viaje, siempre se les antojará comprar algo por cada tienda que pasen, entonces ¿para que gastar? solo comerán todo el tiempo. Una bomba de tiempo.

No coman todo lo que quieran. Ir a la tienda por "algo" no significa resurtir la alacena. Viajan por tierra y es muy probable que no hagan NADA por un buen rato, lo cual significa que irá por completo a su circunferencia, POR COMPLETO.

No tomar mucha agua. No tengo que decir por que ¿o si?

El mundo será tu escusado. Si, pero hay que fijarse dónde. No es divertido viajar sobre unas nalgas irritadas o con piquetes. Es la muerte.

Escoger música para el camino, algo que agrade a todos, o por lo menos que no moleste a ninguno. Si ya de plano tu onda es Luis Miguel y por el estilo, mejor lleva tus audífonos y evita tararearlas o cantarlas.

Llevar "duck tape", por si alguien que canta horrible, insiste en hacerlo. También funciona con niños chillones. Solo recuerden removerlo antes de los retenes y puntos de revisión.

Lavarse las "patas" , revisar que no tengan hongos y no usar calcetines viejos. Es terrible tener que viajar con alguien a quien le apestan los pies. Siempre le da a uno por quitarse los zapatos. Lo ideal para usar son los "huaranike" o chanclitas.

Llevar Lysol desinfectante y deodorisante.

Nunca comer cosas ni en puestos típicos durante el viaje, recuerden "¿qué es más veloz, el rayo o el trueno?... ¡la diarrea!" ("me paro como de rayo, corrí como el trueno y ya me había cagado").

Las personas con indigestión por favor en las zonas traseras, ventiladas y de rápido acceso. No es nada agradable empañar el parabrisas de un ercuto (ha pasado) o intoxicar el ambiente con aromas pestilentes.

Siempre traer chicle, por aquello de los oidos tapados.

Dinero en efectivo para las mordidas y eso póngalo en la cartera, no más. No mucho pero si lo suficiente como para que "su criterio no ofenda al buen servidor público". Si trae más escóndalo en otra parte. No lo intente con un federal de caminos, esos ganan más, y les iría muy mal si no le llegan al precio. Con ellos si, mejor paguen la multa, además de que por lo regular son muy buenas personas (a mi siempre me han tratado divino, aparte de ser muy guapos).

Nunca le pregunte a dependientes de tiendas de autoservicio (tipo OXXO) dónde pasar la noche. Regularmente son puros calenturientos que recomiendan lugares, por demás, pinches. No entienden que no es lo mismo una hora a toda la noche, y que el descanso no requiere ser amenizado por gritos exóticos de placer y bufidos (si bien les va).

Puedes usar la misma ropa (solo con calzoncitos nuevos) y así no se deshace maleta ni mucho menos, pero muy importante un potente desodorante en spray. Lavarse los dientes nunca está de más.

Si viajas en avión, evitar a toda costa los perfumes embriagantes. Siempre hay uno que es alérgico (es más molesto si es uno mismo) y también después de un rato, harta.

Si se es gordo en exceso (sea problema glandular, huevonar, o de mandíbula vencida y garganta de traga espadas) lo más decente es comprar dos asientos, o en lugares que no haya nadie y no pedir en la orilla.

Hay que ser honesto, si se tiene hijos maleducados o "inquietos" considerar que quepan en una jaula para perro, llevar somníferos o sentarse hasta atrás. Que molestos son los niños que gritan, patean los asientos, brincan por todos lados y hacen berrinches idiotas, pero más molesto aún es la mamá que los consecuenta en todo y con tonito de mensa "mijito, bajate de ahí papá,no ves que estas molestando a los señores... mijito, ya te dije... mijo, pórtate bien... amor no hagas eso, mira que estamos en un avión" pero cuando a uno le colma la paciencia y se pone punk "¡UY! que señorita tan grosera" . Dos palabras: DUCK TAPE para ellos, WHISKEY DOBLE para mi.

No chingen, en serio que hay perros que se portan mejor y a ellos los hacen viajar con las maletas. Que coraje. Y uno fumándose a los changos solo por que aprendieron a hablar.

Ok. Sigamos:

El celular, siempre con crédito.

Siempre traer una libretita y una pluma, uno nunca sabe cuando se le puede ocurrir una gran idea.

Las maletas. Tema escabroso.

De ser posible llevar solo una y un bolso si se viaja por avión. Es más rápido moverse y no cobran exceso de equipaje.

Siempre, es de cajón que se nos olvide algo de lo básico. Por eso ir poniendo en la cama lo que se va a ir guardando. Lo ideal es hacer las malestas unas dos o tres horas antes. Ahí es cuando uno se vuelve más práctico. Más tiempo, mas chucherías que agregar, por mas cosas que pensar: "que si voy al antro con Fulanita y ella también va vestida del mismo rosa" " que si llega una oleada de calor o me invitan a un viaje sorpresa a la playa" o el contrario " y si de pronto hace frio", "estos zapatos no convinan con esta ropa" y demás etcéteras que se los dejó a su imaginación. Lo mismo de regreso con las "compras", eso es mortal para la pobre maleta.

Es un hecho, un misterio de la naturaleza y dogma: Lo que de ida cabía espléndidamente y hasta con espacio de sobra de regreso, simplemente ya no. No sé si se esponje por la humedad (¿?). Hay que tenerlo en cuenta.

Chicas, olvídense de las fajas en los viajes. Acepten de buena manera sus carnes y sus panzas, o lo harán forzosa y penosamente.

Chicos, un corte de pelo no les hará nada mal.

Es difícil de aceptar, pero no todos los lugares tienen WIFI.

El Starbucks no es un lugar de interés público o sitios de escala obligada. El café ese, sale caro señores. El Sanborns y el Vips, por el contrario son lugares amigables para el viajero. Baño, comida y revistas. Unos que hasta farmacia tienen.

El brebaje camionero: Un huevo crudo en un cafe con chocolate y azucar. Yo solo prové el café con chocolate y manejé como posesa por todo un día completo.

Si ven a una chica muy buena en shortsitos tipo Daysi Duke, con su carro estropeado, no se detengan, es probable que sea un robo o esten haciendo un video. Eso que piensan solo pasa en las peliculas porno. En serio, ya hay que hacer una diferencia entre fantasía, y la realidad sospechosa.

Es un hecho que el 50% por ciento de las cosas que llevan sean por completo inútiles y las odien a media travesía, cuando lo realmente importante este debajo de todo eso.

Acéptenlo las casetas son odiosas, pero existen. El hecho de decir "¿otra caseta? pero que demonios? que creen que somos que?" no va a hacerlas desaparecer.

La mejor inversión para estos casos es una GUIA ROJI. Hágale un hoyo y cuélgesela al cuello de ser necesario.

Pasar por el Estado de México con placas "extrangeras" (de otros estados) es mordida segura. Una "caseta" severamente cara. Habrá que considerar la vuelta, si vale la pena, en cuanto a gasolina, tiempo y demás circunstancias. No, no me da pena denunciar a esos hijos de puta.

Ni hablar de todos los peros que tiene la ciudad de México...

Si viaja en camión solo me queda darle la bendición y desearle suerte. Espero que haya escogido un camión cómodo y con ameno conductor, como también espero que los demás pasajeros sean agradables, o por lo menos, no molestos. Que no tenga que lidiar con gallinas,guajolotes, gente parada y demás amenidades que este servicio tiende a ofrecer.

Que disfruten su viaje, de ida o de regreso. Admiren los paisajes y si pueden "pueblear" qué mejor. Obvio, hay lugares donde si conviene y otros donde de plano no. No tengan pena en hacerle caso al instinto.

¡Bon Voyage!

8 comentarios:

Javier dijo...

viajar siempre es bueno... siempre es bueno para poder conocer lugares y personas además de poder tener nuevas experiencias :D

Bocho dijo...

Lo de los camiones es un volado entre irte mas o menos o de la fregada, los vomitones pueden hacer del viaje un infierno, y siempre si se puede tomar un dramamine.

Saludos!

Rocio G dijo...

¡Excelentes consejos!
Bien, ahora quería pedirte un favor (que rápido tomo confianza): ¿Será posible que hagas un post con consejos para "mochilear"? Es que en un tiempo más viajare con dos amigas y un tipo (no amigo) a Machu Picchu y desde el día que me invitaron y acepte he estado partiéndome la cabeza en que cosas llevar y que no. Mi problema parte en los parámetros con que mido las cosas útiles de las inútiles.
Un abrazo ;]

Rocio G dijo...

¡Hola!
Te deje un obsequio en mi blog.
Cuidate. Un abrazo ;)

MoKa Mola dijo...

JAVIER:

Claro que si, es uno de mis placeres mas grandes. Debería ser un vicio jajaja.


BOCHO:

Creo que ese punto no lo había tomado en cuenta y es excelente ¡viniendo de un médico!...

Vomitones, abstengance... creo que hasta podría ser campaña publicitaria ajjaja

Un beso.


ROCIO G:

No sé mucho al respecto pero claro que si, me la aviento.

A MACHU PICHU, que maravilla, como te envidio y con amigos es la onda.

¡Gracias por el obsequio!

Ahorita mismo lo checo.

¡Un abrazo!

Rocio G dijo...

Por si no lees la respuesta en mi blog...te doy tiempo hasta Diciembre (haha), la segunda semana de Enero iremos a Machu Picchu. ¡Que nervios!
Ya me estan retando porque tengo pensado llevar 5 pares de zapatos en la mochila (para 12 dias):S

MoKa Mola dijo...

ROCIO G:

¡Saludos! Perdona lo desaparecida pero anduve de viaje jajaja, aplicándola del post jajaja. Apenas he regresado y me estoy poniendo al corriente.

Pero claro espero no tardarme tanto.

¡Saludotes!

desde algún lugar ... dijo...

Primera vez que visito este sitio y dejo huella de mi paso.
Saludos